A la mayoría de los empleadores se les exige que posean un seguro de compensación para trabajadores para cubrir a los empleados que son lesionados en el trabajo. Los empleados no tienen que probar la culpa para recuperarse, pero los beneficios no son automáticos. 

Consigue atención médica inmediata

Antes de presentar una reclamación por una compensación para trabajadores, asegúrate de conseguir el tratamiento médico necesario. Algunas políticas de compensación de trabajadores requieren que los empleados lesionados vean a un doctor en específico, así que podrías querer preguntarle a tu supervisor. Incluso si no sientes que necesitas atención médica, podría ser un requisito para el proceso de reclamación de compensación de los trabajadores. Ten en cuenta que un informe médico servirá como un registro oficial de tus lesiones y como la base para cualquier reembolso por compensación.

Notifica a tu empleador

Asegúrate de notificar a tu empleador sobre la lesión antes de la fecha límite reglamentaria, preferiblemente tan pronto como sufras la lesión. Como con cualquier proceso legal, asegúrate de notificar a tu supervisor por escrito. Incluso si otorgas una notificación verbal primero, una notificación escrita de seguimiento proporcionará un registro oficial. Mientras más pronto hagas esto, más detalles podrás recordar.

Tu empleador probablemente te dará un formulario de reclamación oficial como parte del proceso de reclamación de compensación para trabajadores. Generalmente necesitarás proporcionar la siguiente información en tu formulario de reclamación:

  1. Tipo de lesión y áreas del cuerpo afectadas.
  2. Fecha, hora y ubicación de la lesión.
  3. Partes involucradas en el accidente.
  4. Cómo ocurrió el accidente.
  5. Cualquier tratamiento médico que hayas recibido.

Responsabilidades del empleador en el proceso de reclamación

Los empleadores que por ley deben proporcionar cobertura para compensación de trabajadores enfrentan el prospecto de demandas, cargos criminales y litigios si fallan al hacerlo. Además, los empleadores no pueden tomar represalias contra un trabajador que reclama compensación. Por ende, los empleadores tienen grandes incentivos para cumplir con la ley y completar todas las reclamaciones válidas. 

Usualmente, tu empleador presentará tu reclamación a su aseguradora y el despacho de compensación del trabajador. Luego de que tu reclamación sea evaluada por la aseguradora, un administrador te notificará si tu reclamación ha sido aceptada y la cantidad de beneficios a los que tienes derecho.

Luego de la reclamación

La mayor parte de tu participación en el proceso de reclamación de compensación del trabajador está completa luego de llenar el papeleo necesario. Pero igual querrás hacer seguimiento a tu reclamación y asegurarte de que mantienes registros detallados. Por ejemplo, podrías querer guardar un diario de cómo la lesión afecta tu trabajo y actividades del día a día. Además, asegúrate de guardar los recibos de gastos imprevistos y prueba de cualquier otra dificultad causada por la lesión. Si tu reclamación es rechazada, tendrás la oportunidad de apelar en la mayoría de los casos.

Considera conseguir asistencia legal profesional para tu reclamación

Lidiar con asuntos legales complicados puede ser muy estresante para los que no dominan la materia, especialmente luego de sufrir una lesión en el trabajo. A menudo se encuentra dentro de tus mejores intereses reunirte con un abogado de compensación de trabajadores antes de presentar tu reclamación.