Los accidentes vehiculares pueden ser traumáticos, desconcertando a las personas involucradas. Sin importar cuánto tiempo uno tenga manejando o la edad que uno tenga, la experiencia puede causar mucha ansiedad. Al momento de un accidente, es importante saber lo que debes estar haciendo (y lo que no) para que te mantengas seguro en cuanto a reclamaciones de aseguradoras de vehículos se refiere.

Algunas de las cosas que debes hacer luego de un accidente incluyen informar a la empresa aseguradora, conseguir tratamiento médico y reportar el incidente a la policía. Debajo tienes 9 cosas que debes evitar luego de un accidente vehicular.

  1. Dejar el sitio del accidente. La ley dicta que cualquiera que haya estado involucrado en un accidente vehicular debe detener el vehículo inmediatamente. Si fallas al hacerlo y abandonas la escena del accidente, puedes ser fuertemente sancionado.
  2. Olvidar llamar a la policía. Algunas personas sostienen la opinión de que se debe alertar a los policías solo si hay muertos como resultado del accidente. Esto simplemente no es cierto. Es importante llamar a la policía, independientemente de los daños causados.
  3. Molestarse. Sí, es muy decepcionante ver tu preciada posesión, tu vehículo, estropeado por un accidente que no fue tu culpa. Pero recuerda no perder la cordura en este momento. No te molestes con la tercera parte involucrada.
  4. Olvidar anotar información. Antes de abandonar el lugar del accidente, debes tratar de anotar la mayor cantidad de información relacionada con el accidente. Toma fotos de la escena del accidente y anota los nombres y los detalles de contacto de las partes involucradas.
  5. Disculparse o admitir culpa. Nunca debes disculparte por un accidente inmediatamente después de que haya ocurrido. Tampoco debes admitir culpa al conversar con la empresa aseguradora. Es mejor ser honesto sobre el accidente y narrar los acontecimientos reales. Si te disculpas con la tercera parte, la empresa aseguradora responsable de pagar por la reclamación podría usar tu declaración en tu contra para evitar pagar por los daños.
  6. Descuidar el seguimiento. Luego de un accidente vehicular, tendrás que ponerte en contacto con tu aseguradora e incluso recibir llamadas de la empresa aseguradora de la tercera parte. También podrías tener que lidiar con procedimientos legales. Si no haces seguimiento a estas tareas que requieren tiempo, las cosas no mejorarán. Puedes obtener ayuda de un abogado experimentado de ser necesario.
  7. Aceptar un acuerdo injusto. Debes evitar entrar a una negociación por un acuerdo sin la ayuda de un abogado. Tales discusiones implican complicadas cláusulas legales que podrías no conocer.
  8. Presentar un caso en el tribunal por cuenta propia. Es importante buscar la asistencia de un abogado antes de acercarte al tribunal de reclamaciones de accidentes vehiculares por un acuerdo para la reclamación. Tu empresa aseguradora también puede representarte en corte para incidentes específicos.
  9. Preocuparte sobre el incremento de la prima del seguro vehicular. En el inquietante momento de un accidente vehicular, no debes preocuparte por el futuro aumento en la prima de tu seguro vehicular.

Por último, pero no por eso menos importante, no aceptes ninguna oferta de pago directo de parte de la tercera parte. El pago directo podría no ser el buen trato que parece.