Un abogado de lesiones personales experimentado puede informarte sobre tus derechos, asistirte al navegar y seguir adelante con tu reclamación a través del complejo sistema legal y ayudarte a obtener una compensación justa y completa. Aquí tienes cinco factores a considerar si estás pensando en contratar a un abogado de lesiones personales:

La gravedad de tus lesiones

Si estuviste involucrado en un accidente vehicular y ninguna parte sufrió lesiones, y hubo muy poco o nada de daños a propiedades, contratar a un abogado podría no ser necesario. Sin embargo, si sufriste daños graves como resultado de un accidente y requerirás un cuidado a largo plazo o has quedado con una discapacidad permanente, debes contratar a un abogado inmediatamente. El monto de la compensación que recibes por tus lesiones depende ampliamente de la gravedad de las lesiones y discapacidad.

La responsabilidad no está clara

El término “seguro sin culpa” puede ser un término engañoso para muchos. Sin embargo, un seguro sin culpa no significa que aquellos conductores involucrados nunca tienen la culpa. Siempre hay un culpable en los accidentes vehiculares. Un conductor puede encontrarse entre el 100% y 0% de culpa. Quien tenga la culpa será un factor mayor en cómo proceder a través de la reclamación a la aseguradora. Ten en cuenta que cualquier cosa que digas a tu propia aseguradora será considerado para que dicha aseguradora determine el derecho a beneficios.

Hay diversas partes involucradas en el accidente

Si estuviste involucrado en un accidente vehicular donde varias partes podrían ser culpables de tus lesiones, debes contactar a un abogado. Cuando múltiples partes están involucradas en un accidente, tratar con las empresas aseguradoras puede ser muy complicado. Debido a que varias personas podrían haber sido lesionadas, podría no haber tanto dinero para un acuerdo que cubra todas las reclamaciones. Otra parte podría afirmar que tuviste parcialmente la culpa del accidente. Un abogado de accidentes vehiculares puede ayudarte a protegerte contra reclamaciones legales por parte de las otras partes involucradas en el accidente.

Pérdidas económicas y no económicas

Si has perdido más de un par de días de trabajo o la escuela, o si no puedes participar en tus actividades usuales, podría valer la pena considerar a un abogado de lesiones personales. Las pérdidas no económicas como los daños por dolor y sufrimiento, daños por trauma emocional y pérdida de compañía son típicos pero muy complejos. En estos casos, debes contratar a un abogado de lesiones personales para asegurarte de recibir el monto de compensación que tienes por derecho.

Empresa aseguradora se rehúsa a pagar

Algunas veces, las empresas aseguradoras se rehúsan a hacer una oferta de acuerdo justo o se rehúsan a llegar a un acuerdo y ya. No se recomienda que acuerdes una reclamación por lesión personal seria por tu cuenta, directamente con la aseguradora. Sin embargo, si estás tratando de hacerlo y no puedes lograr una oferta de acuerdo justa, o las negociaciones con la empresa aseguradora se han venido abajo, debes contactar a un abogado de lesiones personales.